lunes, 30 de mayo de 2016

NOCTURNA 2016, DÍA 1 (25 de Mayo)

Por cuarto año consecutivo asistimos al Nocturna Film Festival madrileño, un ineludible encuentro cinematográfico que durante 7 días ofrece buenas dosis de carnaza a los fans más incondicionales del fantaterror y/o gore, reúne a la prensa más aguerrida (casi toda online) e inyecta mucha vida a los míticos cines Palafox.
En este 2016, y pese a contar con un significativo recorte en su presupuesto, Luis Rosales (director de la revista Scifiworld, además del certamen) ha logrado, sin duda gracias a mucha carrerilla y pulmón, sacar adelante otra más que notable edición. Poco nos importa ya que el material de prensa no tenga la calidad de otros años, o que la parrilla sea sensiblemente inferior a ediciones anteriores si luego nos regalan la presencia de personalidades tan importantes como John Landis, Colin Arthur o leyendas vivas del fantástico nacional como Antonio Mayans, Jack Taylor, Saturnino García, Jordi Grau o Lone Fleming, entre otros.
Lamentablemente, la anunciada visita de la hija de Vincent Price con motivo de su 105 aniversario se acabó anulando por motivos de salud a última hora (...), así que tuvimos que conformarnos con un video dedicado que envió exclusivamente para el festival (sospechosamente editado y guionizado, por cierto, algo que sin duda no es fruto de un día).
Nos confirmaron además que los rumores de años previos acerca de la visita del ya desaparecido Wes Craven o el mismísimo John Carpenter eran totalmente ciertos, condicionados por motivos de salud el primero (recordemos que falleció pocos meses después) y de agenda el segundo. Estamos convencidos de que en 2017, el entrañable director de "La Cosa" será el -Maestro del fantástico-, pues al parecer sigue mostrando un marcado interés en asistir. Crucemos los dedos.
Sin duda el festival sigue conservando intacta toda su esencia, con un ambiente inmejorable y un público entregado al máximo. Sin embargo, es de ley subrayar que las salas no conservan la calidad de otrora.
Proyectores gastados, puntos muertos en las pantallas, sonidos rasgados o fallos técnicos varios condicionaron (a veces demasiado), el visionado de las películas.

La hereje en "Arcana", el mejor corto que pudimos presenciar.
Nuestro festival particular arranca el miércoles 25 con el cortometraje luso "Arcana", donde una repugnante bruja, confinada en una celda inmunda, trata de librarse de sus cadenas mediante un conjuro. Un breve ejercicio fílmico de excelente atmósfera, grandes dosis de suciedad y casquería fina. Naturalmente aún es muy pronto para pronunciarse, pero su responsable, Jerónimo Rocha, puede dar de que hablar en un futuro próximo.
El primer largometraje al que nos exponemos se titula "Patient", un sporífero film con fantasmitas acosadores de hospital que adolece de un sonido verdaderamente horroroso, un montaje sosaina y cimentada sobre una idea que se apaga por sí sola a los 15 minutos.
Ni tan siquiera el original "chapapote espectral" presente en todo el film, y responsable de los mejores momentos, o su sencillez estructural (uno a veces agradece seguir un bodrio con el cerebro en modo off) consiguen salvar un desarrollo con aires de cortometraje estirado, del todo insignificante para el género y encima bastante aburrida.
Seguidamente nos proyectan "Exposure", un corto cortísimo de una fotógrafa en paños menores mordida por un vampiro sigiloso. Como bien podría ser un anuncio de yogures, mejor pasamos página.
El siguiente, "Fairest of them all" es un ejercicio amateur sin demasiado sentido acerca de las envidias entre dos compañeras de piso. Resulta confuso, deja indiferente y se hace eterno (en sólo 10 minutos), pretende acariciar las tan entrañables monster movies mezcladas con lo sobrenatural, aunque sin gracia ni interés. Para más inri, aquí también hay chapapote. Un batiburrillo de ver para creer.


La fachada de los cines Palafox, luciendo por cuarta vez los carteles del NOCTURNA
Terminamos la jornada con la mejor cinta de la noche, la británica "The Lesson", ópera prima de Ruth Platt. La directora novel acerca su objetivo hacia un grupo de adolescentes hooligans que tienen atemorizados al profesorado del instituto y que obviamente no dan palo al agua.
Lo que nadie espera, excepto el avispado y resabiado espectador, es que sufrirán una salvaje represalia del profesor de literatura, impávido de sus bromas hasta cierto punto y harto del pasotismo y dejadez intelectual de la mayoría de sus alumnos. Sus tablas de carnicero serán por fin desveladas.
Un concepto de estilo muy nipón pero trasladado con la suficiente sensibilidad social a una pequeña ciudad inglesa, sin descuidar las referencias culturales propias de la zona.
Si bien decir que son dos películas en una tampoco sería un disparate (la primera centrada en un drama social y la segunda siendo una suerte de gore-hipster), ambas funcionan y se calibran entre sí, dando lugar a una cinta que aunque por momentos suene arrogante, no es más que una simpática variante del perturbado de turno, aquí más cultivado que de costumbre.
Si a todo eso le sumamos una ucraniana de atributos fotogénicos en el reparto, llegamos a la conclusión de que estamos ante una película pequeña pero digna, irregular pero estimulante, y original a su manera.

Redactado por : Jesús Álvarez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...