lunes, 26 de noviembre de 2012

ENTREVISTA AL ACTOR PETER PERALTA (NOVIEMBRE 2012)

Una de las noticias cinematográficas más suculentas durante este 2012 para nosotros ha sido, sin duda, la filmación de un proyecto tan peculiar como necesario sobre Dragon Ball, que al fin nos haría olvidar aquella payasada americana llamada DB Evolution, que no pudo ser más lamentable (¿la peor película de la década?).
En fin, el actual proyecto tendrá formato de corto (no llegará ni a 10 minutos ya que será como un trailer extendido) y plasmará en pantalla la llegada de los saiyans Vegeta y Nappa tras la muerte de Raditz en la Tierra, hasta su encarnizada lucha contra el Gokuh entrenado por Kaioh sama.
Para los fans del manga original del sensei Toriyama (por supuesto, encabezamos dicha lista), la oportunidad es única. Tras meses de goteo informativo vía facebook o a través de su página web (http://www.kandkproductions.co.uk/dbz/index.html), el estreno ya tiene fecha. Será el próximo martes día 4 de diciembre alrededor de las 8h de la tarde cuando podamos disfrutar del trabajo que los hermanos Kirby (dos británicos fanáticos de la serie que tienen una pequeña productora) han realizado con la ayuda de los internautas (se nos pidió opinión, consenso e incluso aportaciones económicas para terminar dicho proyecto).
Como grandes seguidores del original que somos, estamos ilusionados con el resultado que hemos visto por el momento. Nos convencen la mayoría de personajes (aunque esa Chi-Chi y ese Chaoz siembran algo más que dudas) y el teaser de adelanto promete buenos momentos, con una espléndida fotografía e incluso una ambientación muy similar al anime japonés (os lo dejamos a continuación)

Aquí ya podéis disfrutar el trailer completo, Dragon Ball Z en estado puro.
El casting fue una tarea con muchas complicaciones, como es evidente dados sus difíciles caracterizaciones y localizaciones. La lista definitiva del reparto cuenta con Ryan Oliva, un fornido actor de 1,96m que dará vida al incauto Nappa, con el coreógrafo profesional Aaron Ly como el orgulloso Vegeta, el espigado actor de color Michael Amariah como Piccolo, el stunt David Cheung haciendo las veces de TenShin Han o con el menudo actor Lee Edward Jones (de apenas 1,50m), quién será el fiel Krilin, entre otros. El plato fuerte es, como es evidente, para el joven intérprete Peter Peralta, quién se encarga de dar vida al protagonista del film, un ya adulto Gokuh. Precisamente con él hemos podido charlar desde "Sospechosos" y así descubrir un poco más sobre su trayectoria y cómo sienta convertirse en el héroe más importante de la historia del anime.
- Peter, no cabe duda de que últimamente tu nombre resuena mucho en internet por un motivo de peso, y es que encarnas a Gokuh en el nuevo fan-trailer extendido que los hermanos Kirby ruedan actualmente en Londres inspirándose en Dragon Ball Z (concretamente en la saga saiyan), ¿Cómo comenzó este peculiar proyecto? ¡Ha sido fantástico interpretar a Gokuh! Todo empezó con George y Harry Kirby y K&K Productions. Son auténticos fanáticos de Dragon Ball y contactaron conmigo para que formara parte del proyecto encarnando a Gokuh. Nos reunimos y me contaron su visión del proyecto, cómo querían hacerlo como fans que son pero sin olvidarse tampoco del resto de seguidores de Dragon Ball. De inmediato supe que era el tipo de proyecto que me interesaba. La energía que transmitían al proyecto era algo que me encantaba y compartía. Dije sí al proyecto ese mismo día!!
- ¿Aceptarías el mismo papel si algún día se convirtiera en un largometraje? Si hubiese un film sobre Dragon Ball lo aceptaría al instante! Me encanta ser Goku, lo que representa y su carácter son asombrosos! El apoyo que he recibido ha sido fantástico. - ¿Quién es el responsable de tus exóticos rasgos orientales? Mis padres :) - Tu primer trabajo en cine fue en 2003 junto a Sarjit Bains y su “Triads, Yardies & Onion Bhajees”, con quién repetiste 5 años después en la comedia “Cash & Curry” (ambas inéditas en España todavía), ¿Fueron experiencias satisfactorias? Era muy joven cuando trabajé en el primer film, y el segundo me dio mucha experiencia. Desde ese momento he seguido trabajando con la productora y guionista de "Cash & Curry", Christine Edwards y recientemente hemos filmado "Krish and Lee" que actualmente está en post-producción con fecha de estreno en 2013. Espero que "Krish and Lee" se acabe estrenando en España porque es una gran comedia. - Has colaborado en series de TV como "Genie in the House" (-un genio en casa- en España), "Spooks: Code 9" o "Spirit Warriors" (estas últimas inéditas en nuestro país), ¿te decantas más por el cine o prefieres la TV? Me gustan ambos, cine y TV. Espero que España acabe emitiendo esos episodios, estoy muy orgulloso de ellos. - En 2011 participaste en la película "Verbo", de Eduardo Chapero-Jackson, un original pero muy arriesgado proyecto que no acabó por suscitar demasiadas buenas críticas. ¿Cómo fue trabajar en España? Fue una experiencia fantástica! Rodamos en Madrid, una ciudad fabulosa con gente estupenda. Me lo pasé muy bien y espero volver a filmar de nuevo allí en cuanto tenga la oportunidad.  - ¿A quién admira Peter Peralta en el cine?, ¿Te atrae Hollywood? Hay un montón de gente a la que admiro del cine. Morgan Freeman, Al Pacino, Robert De Niro, Johnny Depp, Choi Min-Sik (Old Boy). Actores expertos en artes marciales como Donnie Yen, Jackie Chan, Bruce Lee. Directores como Clint Eastwood, Ang Lee, Justin Lin... Me encanta todo tipo de cine, sea de Hollywood, Asiático, francés, español, suramericano... No tengo preferencia alguna, mientras me guste el film y me haga viajar. - ¿Tocar el piano y boxear es compatible?, ¿De donde te vienen esas actividades tan antagonistas? Mi madre quería que tuviera oportunidades en la vida. Me abrió muchas puertas para que desarrollara aquello que me gustaba y aprendiera otras cualidades que me beneficiarían. Le estoy muy agradecido por todo ello. - Aparte de actuar, producir (Four Hours, 2011) y trabajar como coreógrafo en diversas películas, ahora te has puesto a dirigir tu propio film (Krish and Lee 2012). ¿Cómo te encuentras tras las cámaras?, ¿Qué nos puedes contar de tu película? Es muy diferente estar detrás de las cámaras y ponerte a dirigir. Ha sido una experiencia de aprendizaje importante y me gustaría seguir haciendo más trabajos. "Krish and Lee" es una comedia sobre dos adorables perdedores que aspiran a hacer las cosas bien pero que la siguen fastidiando una y otra vez. Pierden el trabajo y tan sólo disponen de 48 horas para pagar el dinero que deben al casero, metiéndose en problemas con gángsters, camellos, viajeros irlandeses, la policía y el MI5 (servicio de inteligencia británico) mientras tratan de conseguir el dinero. Es una película muy divertida con grandes actores, cómicos y artistas musicales. Sería algo así como un cruce entre "Dos colgaos muy fumaos" y "Superfumados". -  Volviendo al fan-trailer de Dragon Ball Z que pronto veremos, ¿eres plenamente consciente de la repercusión que la serie y el manga tienen a nivel mundial?, ¿Llegaste a ver ese desastre que fue DragonBall Evolution hace unos años?
Respeto enormemente a los fans de Dragon Ball y no me gustaría defraudarlos. Hemos hecho el trailer como fans y para fans. Es gracias a ellos que estamos aquí y espero que estén orgullosos del resultado. Sé lo que significa para ellos y me encantaría llegar a ser el Gokuh que esperan que sea. - Para acabar la entrevista, unas cuantas preguntas rápidas: - ¿Cómo es Peter actor? He estado actuando durante bastante tiempo y me encanta todo el proceso, ser el personaje, meterte en su piel. Estoy muy agradecido de estar en el negocio y siempre busco mi siguiente papel. - ¿Y Peter director? Continuaré dirigiendo más films en 2013, una vez se haya estrenado Krish and Lee. Jaffa Films producirá dos películas más. En una actúo y también produzco y, en la segunda, estaré dirigiendo. - Un film de artes marciales. Ip Man con Donnie Yen. Cualquier película de Bruce Lee. - Un sueño.    Seguir escribiendo mucho. - ¿Qué tipo de películas te gustan más? Voy mucho al cine. No tengo un género predilecto. - Las películas, ¿en casa o en el cine? En los dos sitios.
Muchas gracias Peter por tu tiempo. Desde "Sospechosos Cinéfagos" te deseamos la mejor de las suertes en todos tus proyectos y esperamos volver a encontrarnos de nuevo en un futuro. Como adelanto navideño para fans, el sello amateur londinense K&K Productions junto con nuestro entrevistado Peter Peralta, nos muestran el primer teaser del siguiente capítulo: la saga Freeza (Frieza). Aquí os lo dejamos...
Bajo nuestro punto de vista, no hay demasiadas cosas que funcionen en esta ocasión (véase, un doloroso croma, un diseño de Gokuh más o menos desafortunado y un recorrido virtual por el cuero cabelludo del saiyan con aspecto de telefilm...) pero, en el otro lado de la balanza, hay toneladas de entusiasmo y amor por el original y mucho mucho trabajo detrás...Esperaremos al trailer definitivo para ver el diseño de Frieza.   Actualización del 25/04/2014 : Ayer salió a la luz el "¿esperado?" segundo teaser de Freeza, que os dejo a continuación. En mi opinión, ha sido una mala apuesta, pues me parece que se queda realmente lejos de su propósito. Un Freeza que se asemeja más a un espermatozoide flotando entre óvulos que a un super villano en pleno espacio. En fin....las ganas no se les pueden reprochar..
Actualización 2/05/2014 : Desde los United States también se cuecen proyectos sobre Dragon Ball. En este caso en particular, con presupuesto "0" (aunque yo no me lo creo) nos llega el primer avance del mismo. Lo que fue la transformación de Vegeta al caer bajo el hechizo de Babidi, el Majin Vegeta. Ahí os lo dejo. En mi opinión, hay un buen trabajo de sonido y efectos, pero un pésimo decorado cromático, un actor demasiado chaparro y un pelo en exceso oxigenado. En fin, algún día acertarán....


sábado, 24 de noviembre de 2012

HORROR STORES (2012)

El film surcoreano "Horror Stories" se compone de 4 historias terroríficas desde la óptica de diferentes cineastas del país oriental (Un Creepshow actualizado y coreano, vamos).
Existe un hilo conductor que vertebra todos los relatos entre sí en Horror Stories, y no es otro que las historias que una chica secuestrada debe relatar a su extraño captor para que éste concilie el sueño (...no sabe, no contesta).
El primer capítulo narra el miedo de dos niños que se quedan solos en casa (el pequeño resulta encantador a la par que gracioso) y que se ven acosados por un ladrón/asesino con gorra de baseball. La tensión funciona en todo momento y su logrado tempo es una lección de cine terrorífico (pese a recurrir a la broma del sustazo repentino típico de Internet).
El segundo nos sitúa en el interior de un avión, el cual traslada a un peligroso violador (éste también con gorra) a su destino para ser encerrado.
Acompañado de dos policías poco hábiles y con algo de suerte, se libera y causará el terror dentro del aeroplano, y evidentemente, con el ojo puesto en las apetecibles azafatas.
Este capítulo es bastante menos atractivo y tan sólo ofrece algunos momentos conseguidos, como ese ojo perforado a través de la cabina o ciertas bromas que de malas, hacen gracia.
En tercer lugar, la peor de todas. La floja historia de un cirujano caníbal que en vez de comerse a su novia mojigata, se acaba comiendo a la hermanastra trepa de ésta. Poca inspiración aquí y un tedioso metraje que mejora sensiblemente mi opinión de los dos anteriores.
Para terminar, dentro de un mundo infectado de zombies (esta vez, a causa de unas ratas mutantes), nos meteremos dentro de una ambulancia que trata de salvar a una niña presuntamente infectada. Un capítulo de cámara temblorosa, ritmo irregular y poca consistencia argumental, que desconcierta al espectador pero le ofrece sangre, tripas y salpicaduras viscerales en pantalla.
En fin, un discreto compendio de terror oriental que se salva por su inicio, pero que desgraciadamente, va de más a menos, y eso, nunca es buena señal....



AFTERSHOCK (2012)

Una vez degustada Aftershock, podemos desvelar, sin miedo a equivocarnos, que se trata de un film con auténtico espíritu "Sitges" (entiéndase: sangre, brutalidad desmedida y mozas de buen ver). Un americano (el aplaudido Eli Roth) se encuentra en Chile pasando unos días de vacaciones con sus dos amigos chilenos, obviamente de costumbres bien distintas. Sus intenciones son claras, conocer chicas, beber, bailar y pasárselo en grande (aunque estén un poco mayorcitos ya).
Una noche, conocen a tres chicas estupendas (sin excepción), y deciden ir juntos a la fiesta de las fiestas, a pocas horas de allí y donde según cuenta Pollo (un carismático Nicolás Martínez), se disfruta realmente de la esencia del país.
Lo que nadie se espera es que un terremoto sacudirá el lugar y la zona quedará completamente destrozada, comenzando así una desesperada lucha por la supervivencia.
Su primera parte (fiestas, música y nalgas) resulta algo frívola y plana intelectualmente, pero no por eso deja de ser muy divertida y entretenida, por lo que esbozamos una sonrisa del todo merecida (la broma del baño me la apunto).
Quizás sufra un poco en su meridiano de un aspecto "acartonado" que no entusiasma demasiado (decorados dificilmente creíbles), pero vista su parte final (brutal, despiadada y estremecedora) la cinta se sale con la suya. No nos engañemos, su alto contenido de violencia desviará la atención del cinéfilo más pudoroso, pero hará las delicias del atrevido incondicional al género, que no tendrá más remedio que aplaudirla y/o disfrutarla.

El entrañable "Pollo" aplicando el hachazo limpio

Si bien es cierto que al finalizar el film se han escuchado algunos silbidos en la sala de desaprobación y que algunas valoraciones en internet en general resultan desalentadoras, personalmente considero que "Aftershock" es una experiencia tensa y vibrante, que no da lugar al aburrimiento y tiene el suficiente peso cinematográfico como para su estreno en salas.



Hay quién dirá que se trata de un "Resacón en las Vegas" extremo, pero no seré yo, ya que creo se alimenta más de films de naturaleza bien distinta (desde Romero al neo-gore), además de ofrecer un humor más fresco y espontáneo.
Recomendable pues para el incondicional del terror sangriento, pero quizás deban abstenerse el resto, pues se les podría atragantar.

SIGHTSEERS (TURISTAS) (2012)

El tercer largometraje del británico Ben Wheatley (al que vimos el año pasado presentando en Sitges su "Kill List" y este año también gracias a su episódica aportación de terror en "The ABC's of death"), esta vez se nos decanta por la comedia negra, pero en un peculiar envoltorio de road movie a la europea.
Chris (un inseguro Steve Oram), convence a su novia Tina (una agradable sorpresa la actriz Alice Lowe) para ir de viaje por las islas británicas en su "flamante" caravana, pese a las objeciones de la solitaria y depresiva madre de la chica, que sigue sin haber superado la trágica muerte de su adorada mascota canina (el accidente se las trae, sin duda).
Ya en ruta, Chris no tardará en lucir una peculiar tendencia homicida, un impulso asesino que le obliga a deshacerse de cualquiera que se interponga (o simplemente le moleste) en su agitado periplo por carretera. La relación entre ambos pasará por distintas fases durante el film, descubriendo incluso algo sorprendente, y es que Tina no es tan diferente a Chris como nos podamos imaginar, dando lugar a situaciones de lo más inusuales cercanas a la inhumanidad más absoluta.


Chris y Tina, amor a lo Bonnie & Clyde
El film de Wheatley, aún siendo unidireccional, de lectura ciertamente epidérmica e incluso llegando a pecar de frívola, ofrece a su favor mucha frescura y sensación de libertad visual (paisajes abiertos, planos iluminados...), despertando en su pareja protagonista una irrefrenable química en pantalla, culpa en mayor medida a la estupenda espontaneidad de Alice Lowe, perfecta como Tina (galardonada merecidamente en el Festival).
Los acontecimientos que suceden durante este singular viaje son, en su mayoría, simpáticos y brutalmente divertidos (el ciclista arrollado o la novia desvergonzada, por ejemplo), consiguiendo nuestra más absoluta complicidad hacia los desquiciados planes de Chris, que eran incluso aplaudidos durante su proyección.
Las pocas pretensiones del film esta vez juegan a su favor (creo que llegar a contar una historia sin ninguna intención clara no suele acabar bien), y no cabe duda de que termina incluso por ser una lúcida reflexión sobre el valor de la vida y/o del amor, desde el punto de vista de un ser humano sin compasión que consigue audazmente que todo parezca accidental, liquidando a quién no comparta sus opiniones (su cara tras acabar con la primera víctima lo dice todo).


Dejando muerte tras de sí....

Sightseers se descubre pues como una nueva joyita británica de acentuado humor negro que no juega sucio aunque lo simule, provocando disparidad de reacciones en el público asistente al festival, que a veces incluso se incomodaba por su falta de humanidad. Todo eso, sumado a esa frescura antes citada, otorga cierta entidad a este film independiente de Wheatley (hay que ver como aguanta el paso del tiempo) y lo hace merecedor de las críticas que viene suscitando.
La nota menos acertada podría ser el hecho de que visto su primer tercio, el resto del film ya va con el piloto automático y deviene por inercia, quedándose incluso parco de ideas.


RAY HARRYHAUSEN : SPECIAL EFFECTS TITAN (2011)

Somos testigos de excepción del homenaje que en Brigadoon (ahora situado en L'edifici Escorxador) le hacen al legendario mago del stop-motion Ray Harryhausen, toda una oportunidad para degustar una delicatessen junto a unos pocos asistentes (seríamos unos 20 en la sala de proyección nada más). El film, orquestrado por el galo Gilles Penso, lleva el titulo de "Ray Harryhausen : Special Effects Titan", y repasa la vida fílmica del nonagenario californiano aún en plena actividad (lo vimos recientemente en la decepcionante Burke & Hare de Landis, haciendo un diminuto papel).
Lo cierto es que el documental se cimenta básicamente en los indiscutibles logros cinematográficos de Ray, cayendo progresivamente en una acentuada adulación sin remilgos, y lamentablemente sin ápice crítico alguno (¿porqué no repasar con más ahínco el rechazo del que fue víctima años más tarde?). De todas maneras, la vida del mito se repasa en primera persona durante todo el film (con el propio Ray, mostrando una memoria prodigiosa) y cuenta con invitados de verdadero prestigio como Steven Spielberg, James Cameron, John Landis, Tim Burton, Joe Dante, Guillermo del Toro, Terry Gilliam, Ray Bradbury, Caroline Munro o Peter Jackson (éste último como culpable de la recuperación de su legado).


Sus más de 15 trabajos para el cine como artesano de efectos especiales son ya auténticos clásicos de ayer y hoy, con películas como Simbad y la princesa, Jasón y los argonautas o la original Furia de Titanes, entre otros incunables.
Como bien retrata el documental, desde hace ya algunos años (principios de los 80), su trabajo se ha visto obviamente desfasado y ahora miramos hacía atrás con cariño y admiración, pero conscientes de que su tiempo ya pasó y que es hora de recurrir a las nuevas tecnologías, mucho más rápidas, baratas y funcionales, aunque carentes del espíritu artesanal tan mágico de Ray.
El film nos cuenta como gracias al empeño de Peter Jackson (ferviente admirador que incluso le copió el stop motion cuando estudiaba cine), se consiguieron recuperar muchísimas criaturas originales (a Ray no le gusta el término "monstruos") del fondo de un garage, algo que, incomprensiblemente, estaba condenado al olvido.
Sus increíbles esqueletos con escudo y espada, la gran Khali de 6 brazos, el Grifo o el Centauro son unos pocos ejemplos de sus fantásticas creaciones, que están siendo consideradas hoy en día como verdaderas obras de arte, y que sin duda sirvieron como punto de partida para proyectos cinematográficos posteriores tales como Terminator, Parque Jurásico o El señor de los Anillos, por nombrar unas pocas.
Así pues, el denominado Titán de los efectos especiales recibe el tributo merecido a través de este interesante documental, seguramente el "definitivo" (no creo que le de tiempo a intervenir en ninguno más) y que acaba por otorgar la merecida categoria al bueno de Ray, considerado el maestro de todos en su campo.
Una ocasión que nos brindó Sitges y que no desaprovechamos desde 'Sospechosos', pese a ser proyectado en versión original sin subtítulos y vernos obligados a activar nuestro traductor mental sin descanso. Altamente recomendable pues para todo tipo de público y para el amante del fantástico en particular. Una bonita experiencia a recordar.


QUÉ PELO MÁS GUAY (2012)

La película está basada en la homónima y exitosa obra de teatro que desde 2002 hasta 2006 llenó las butacas de los teatros en Madrid, gracias a la compañía Sexpeare y que, como suele pasar, se traslada al celuloide pretendiendo similares resultados.
La cosa va así: Fran y Eddie (Santi Molero y Rulo Pardo), son un par de gángsters de pacotilla que pretenden vender una maleta repleta de droga. Para ello, han preparado un encuentro con un comprador en una peluquería abandonada a las afueras de la ciudad. Las cosas tomarán un giro imprevisible cuando uno de ellos entre en el baño y se encuentre inmerso en un viaje temporal. El otro, por su parte, iniciará un meta-viaje por la propia película.
Anunciada como una mezcla imposible entre "Regreso al futuro", "Pulp Fiction" y "La Vida de Brian", esta cinta no logra levantar el vuelo en ningún momento, fallando en su propósito de divertirnos y desaprovechando un argumento juguetón, recurriendo a unas desafortunadas líneas de diálogo, muy repetitivas e inconsistentes (¿quién no acaba cansado de sus discusiones estériles a los 20 minutos?).
Mucho me temo que la obra teatral seguramente conseguía cierta complicidad cómica con el público asistente, pero aquí queda más que patente que en el lenguaje cinematográfico la cosa no funciona de igual manera y que el tufillo televisivo desborda (y casi diría que desacredita) las posibilidades del film.

Fran y Eddie esperando a su comprador...

Ambos intérpretes están poco inspirados, casi como si le estuviesen haciendo a desgana un favor al director, que se apoya en exceso en ellos para que el asunto sea divertido (uno de ellos se cree negro, va con el pelo afro y adopta una actitud "Tarantinesca", sin la gracia que ello pueda suponer...) y el otro hace las veces de colega despistado.
Los viajes en el tiempo son una fuente inagotable de historias, y si a eso le añadimos el sempiterno asunto de las drogas (que siempre se cuela por ahí), bromas sobre gays (aquí, de parvulario) e incluso unas secuencias alternativas con crítico de cine incluido (ese bar con todo reducido se escapó a mi limitada comprensión) podríamos estar hablando de una comedia fresca e irreverente. Lamentablemente, la frescura se le acaba muy pronto y lo irreverente no tiene demasiada cabida en el film, terminando por ser ciertamente fallido, convencional e incluso cargante (el tono usado cansa al espectador, abusando de gritos y bochornosas conversaciones). Con todo y con eso, la cinta guarda pequeños aciertos que suavizarán nuestro visionado, como aisladas bromas muy graciosas (¡me robas el plano!), frikadas cinéfilas (se amontonan los guiños) o simpáticos giros argumentales (pese a estar muy manido, el hecho de salirse de la película siempre resulta, y si es con líneas temporales diferentes, el lío está servido).
El insoportable y sobreactuado camarero conversando con el crítico

Sin añadir nada más al respecto, diré que éste primer film de Borja Echeverria (ex-guionista de TV para Vaya semanita, Qué vida más triste o del programa especial a Gila llamado ¡Arriba ese ánimo!) ha sido cuanto menos que irregular, y que pese a contar con una buena mano de partida, no ha conseguido estirar la magia de la obra teatral al mundo cinematográfico.
Tan sólo aconsejable para curiosos del humor freak y valientes cinéfagos sin demasiados prejuicios.


THE LORDS OF SALEM (2012)

Con "The Lords of Salem", el quinto film del controvertido músico-cineasta, Zombie vuelve a contar con el protagonismo de su esposa Sheri Moon (con sus todavía espléndidos 42 años) tal y como viene siendo costumbre en todos sus films, convirtiéndose claramente en su diva e inspiración cinematográfica.
Heidi Hawthorne (Sheri Moon, que no tardó ni 5 minutos en mostrarnos su fantástico trasero) trabaja como DJ en una emisora de radio en Salem (Massachusets), donde pincha cada noche rock duro y similares.
Cierto día, Heidi recibe una extraña caja de madera con un vinilo dentro de parte de un grupo denominado "The Lords of Salem". Lejos de desinteresarse como era habitual en ella, lo escucha al llegar a casa y descubre que su perturbadora melodía le transmite una rara sensación hipnótica, regalándole además un fabuloso dolor de cabeza y ahogando los planes a su compañero Whitey, forzado entonces a dormir en el sofá.
Al día siguiente, Heidi lo pone en las ondas y advierte estupefacta que tampoco es capaz de soportarlo allí, lo que le obliga a silenciarlo, agriándole a su vez el carácter y preocupando a sus compañeros de fatiga (pasando de ser una dulzura de chica a una cabizbaja e intratable taciturna).

Rituales agotadores que no consiguen atraparnos
De todas formas, la difícil sintonía acaba por invadir los hogares de la ciudad despertando algo que estaba oculto hasta el momento. Resulta que los verdaderos "Lords of Salem" no eran sino que una agrupación antigua de brujería y satanismo que despierta de su letargo a través de ése cántico ritual y se adueña de una de sus descendientes más directas, nuestra apetecible Heidi.
Desde ese momento, el infierno se acercará a ella de manera literal, poseyéndola lentamente y rodeándola de brujas y demonios, entre otras criaturas de las sombras.

Heidi poseída y embrujada

Una vez visto, diría que el film de Zombie decepcionará más que entusiasmará, y quizás estemos ante su obra más endeble hasta la fecha, descubriéndose mucho menos brutal que el resto (y menos atrevida), y que acaba por convertirse sin remedio en una cinta de terror más, por añadidura convencional.
La presentación de personajes y ambientación nocturna están narradas correctamente, e incluso las primeras percepciones paranormales de Heidi son realmente interesantes (esa puerta del rellano que nos perturba acaba siendo lo mejor del film), pero carece de estimulos suficientes como para estirar una historia que, de por sí, no daba para más.
La aparición del séquito de brujas (ya sea en el presente o en los flashbacks del pasado) no son gran cosa, y se nos pegan los párpados al tratar de aguantar los minutos de rituales que nos proyectan, ciertamente aburridos.

Una versión "midget" del Diablo, otro chirriante desatino en el film

Ni la música rock ni los encantos de Heidi (que tampoco se realzan siquiera) sirven como para evitar el naufragio global de un film condenado al olvido, vacío de encanto y huero de ideas. Analizándolo concienzudamente uno puede tal vez atreverse a resaltar su narrativa oscura (a veces conseguida pero no siempre) y la relativa atmósfera que le envuelve (incluso aceptar que ese cántico es realmente hipnótico), pero no funciona ni en ritmo ni en interés y se convierte en una experiencia poco convincente para el espectador.
Al finalizar su proyección, los aplausos fueron más comedidos que de costumbre en Sitges, quién sabe si por respeto a los allí presentes o porque medio público se terminaba de despertar de la experiencia.






WRONG (2012)

Hoy traemos el curioso film Wrong, del galo Quentin Dupieux, al que ya conocíamos por habernos sorprendido en 2010 con su extrañísima pero muy estimulante propuesta Rubber, una cinta tan desconcertante como bizarra que seguía las andaduras de un neumático telépata con ganas de descubrir mundo (incluso mujeres).
En esta ocasión, el director más surrealista de Francia nos presenta una película tan delirantemente divertida como aquella, de una realidad tan absurda que no nos quedará más remedio que amarla, y que sobre todo, nos invita a entrar en un mundo nuevo, donde la lógica no tiene cabida y lo convencional no existe.
Dolph Springer (un idóneo Jack Plotnick) descubre tras levantarse un día que su perro Paul ha desaparecido. En su búsqueda por recuperarlo, se topará con diversos personajes de lo más variopintos como su oportunista jardinero (un francés amejicanizado), su desquiciado vecino (genial su conversación), la pizzera ninfómana (quizás el momento post-coito más demencial de los últimos años) o el maestro Chang, un enigmático canalla que hará las veces de villano (encarnado perfectamente por William Fichtner, el que fuera el ciego de Contact).

Dolph buscando a su desaparecido perro Paul con la ayuda de uno de sus juguetes...

La relación con la pizzera se le va de las manos a nuestro protagonista

Lo que no sabe el bueno de Dolph es que esa incesante búsqueda que iniciará le irá descubriendo su propia identidad, encontrándose a sí mismo y abriéndole de una vez los ojos al mundo que le rodea.
Como no, el film contiene más personajes de interés (el despistado detective, el pintor ocasional, sus compañeros de trabajo..), que terminan por canalizar la locura en imágenes que es Wrong, sin duda, una película con muchísima personalidad y a la que, sinceramente, considero desde hoy una delicatessen cinematográfica europea como pocas.
Su estilo narrativo -tranquilo y contenido- le sirve de vehículo perfecto a Dupieux para introducirnos en una absurda comedia repleta de grandes momentos de índole casi marciana (que no todo el mundo se divierte con ese estilo, de ahí probablemente su enorme gracia), pero asegurándose una casi pretendida división de opiniones críticas, como en cualquier película de difícil concepción en el género.

El oportunista jardinero, una ingeniosa burla hacia lo estereotipado
Por su buena acogida en Sundance 2012 (nominada al Premio del Jurado) y el buen ambiente que suscitó en la sala Auditori de Sitges, donde las risas eran constantes, me atrevo a compararla con el incunable clásico de Bill Murray, Atrapado en el tiempo, por sus más que disfrutables coincidencias estilísticas.
Debido entonces a ese encanto irracional que transmite, y gracias a tantas y tantas secuencias ya indelebles en mi retina (esa oficina lluviosa, el momento conejo en moto, el pintor ocasional, el vecino y sus problemas de confesión...), la cinta del francés se ha convertido en la hora y media más disfrutada de todo el festival para el que aquí firma, tanto por la sorpresa de su propuesta (íbamos sin conocimiento de causa) como por su delicada y atrevida estructura cinematográfica.
En fin, Wrong es una película para "gourmets del humor" que ahuyentará sin remedio a quién no disfrute con lo absurdo, (que parece que son muchos) pero que hará las delicias de los amantes de este género tan olvidado y maltratado como es la comedia surrealista. Si pertenecéis al segundo grupo, os imploro que la disfrutéis, ya que no os arrepentiréis, tenéis mi palabra.

GRABBERS (2012)

El film es una más que agradable comedia de terror a la irlandesa titulada "Grabbers", del joven cineasta Jon Wright. En éste, su segundo film, Jon nos cuenta como los habitantes de un idílico pueblo pesquero irlandés comienzan a notar extraños sucesos a raíz de un misterioso meteorito recientemente impactado cerca de la zona.
Tras la inexplicable desaparición de varios pescadores y de decenas de ballenas muertas vistas en la orilla, el guarda costero O'shea (Richard Coyle) y su nueva compañera Lisa (Ruth Bradley) abrirán una pequeña investigación para averiguar qué está provocando esa complicada situación.
Al mismo tiempo, aparece una desconocida criatura tentaculada en una red de langostas, que no parece ser de este planeta y que ataca a las personas a la menor oportunidad. Sin embargo, después de estudiarla meticulosamente (bueno, tampoco tanto), parece tener cierta aversión al alcohol, convirtiéndose en la única posibilidad de combatirlos una vez ataquen el pueblo en masa (descubren huevos escondidos en la orilla).
La ligereza argumental de la que hace gala Grabbers obviamente le resta densidad cinematográfica al conjunto, que termina por ser demasiado digerible e incluso inane, pero si somos capaces de aceptar sus gamberras normas, la experiencia será positiva (más para el público que para la crítica seguramente).
Naturalmente bebe de fuentes tan conocidas como Gremlins (las gamberradas en el bar son un simpático homenaje), de Tiburón (monstruo marino al canto) y del universo originado por Ridley Scott y su Alien (según cuenta el guionista, Kevin Lehane, lo tenía en todo momento presente mientras escribía el guión).

Extrañados ante lo que se les ha colado en la red de langostas
Capoteando su innecesaria historia de amor (metida con calzador aunque con algo de gracia, es cierto), el film nos regala otras cosas positivas, como unos efectos especiales espectaculares, unos originales extraterrestres y un plan para hacerles frente tan original que merece un gran aplauso (todos emborrachándose en la cantina, cura incluido, para evitar ser atacados...).

Armados con instrumentos mortales como sillas y revistas enrolladas...
Condenada a pasar desapercibida pese a su encanto, quedará en nuestra memoria por ser una película divertida, fresca y ligera, de esas que alquilabas en el videoclub y toda la familia se lo pasaba en grande.
Rompo una lanza pues a favor de Grabbers, una cinta que hubiese causado furor en los 80 y que ya no tiene tanta pegada en nuestros días, aunque nos haga pasar realmente un buen rato como pocas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...